Hemeroteca

En una prueba más de su asombrosa habilidad para meterse en todos los charcos, los socialistas han vuelto a dar muestras de tener los mismos reflejos que un cadáver al proponer que la Hemeroteca Provincial de Gijón tenga su sede en Oviedo- ¿Y la playa de Estaño en Vallobín? Además de sumarme a la ilustrada y certera filípica que el doctor Rodríguez Canal publicó el martes en El Comercio, me permito añadir que lo más chusco de esta nueva gambada socialista no es solo que la propuesta venga de doña Ana González, que fue elevada a los altares de la política desde su plaza de oscura concejala de la oposición en Gijón hasta el puesto de consejera de Cultura. Lo peor de todo esto es que el inefable Santiago Martínez Argüelles ha mordido el anzuelo con su inocencia característica para decir que “la idea debe estudiarse”. Las carcajadas que tal ingenuidad de disciplina de partido han provocado en las filas de Foro, el PP e Izquierda Unida, se oyen aún en las laderas del Naranco. Argüelles y sus amigos de la FSA deben haber olvidado lo que los gobiernos socialistas de Gijón han peleado contra sus propios colegas en el Principado en la legítima defensa de los derechos de Gijón. La lista de discrepancias empieza por la famosa División de Filosofía en Gijón y sigue por la sección de la Audiencia, la vicepresidencia de Cajastur que se quería arrebatar al Ayuntamiento de Gijón, el casino de Asturias, el campus universitario, las actividades de los premios Príncipe de Asturias, o el trazado de la Autovía del Cantábrico. Además de leer algo de la Hemeroteca para refrescar la memoria, lo que debería hacer el grupo socialista es luchar para que la Hemeroteca deje de pudrirse en el galpón de Llanera donde ellos la colocaron, y de paso no regalar más bazas políticas en la estrategia de defensa de Gijón si es que alguna vez aspiran a volver a gobernar en esta ciudad. Además, y como sentenció mi amigo y maestro Daniel Serrano, si la consejera dice que la Hemeroteca estará en Oviedo para que la puedan consultar todos los asturianos, también los de Gijón, lo que hay que recordarle es que si se queda en Gijón también podrán consultarla todos los asturianos. Incluso los de Oviedo.

Anuncios