Letanías letradas del 23 de abril.

De la estupidez y la hipocresía humanas. Líbranos, Molière.

Del rencor y la ira. Líbranos, Antonio Machado.

De las ausencias breves y las definitivas. Líbranos, Benedetti.

De la desmemoria de los tiempos negros. Líbranos, Buero Vallejo.

De los corruptos y sus mentiras. Líbranos, Rafael Chirbes.

De amargura y la pedantería. Líbranos, Eduardo Mendoza.

De la cordura cobarde y sin esperanza. Líbranos, Cervantes.

De la mediocridad. Líbranos Vázquez Montalbán.

De la oscuridad. Líbranos, Manolo Vicent.

Del machismo de los cabestros. Libradnos, Maruja Torres y Rosa Montero.

Del olvido de los pobres y los débiles. Líbranos, Eduardo Galeano.

De renegar del castellano. Líbranos, Miguel Delibes.

De la ceguera voluntaria ante el mundo terrible. Líbranos José Luis Sampedro.

De la falta de amor y fantasía. Líbranos, Gloria Fuertes.

De la escritura fácil y vacía. Líbranos, Francisco Umbral.

De la España atocinada y espesa. Líbranos, Javier Marías.

De la poesía concebida como un lujo. Líbranos Miguel Hernández.

De tener que pensar lo que se dice y no decir lo que se piensa. Líbranos, Francisco de Quevedo.

Del miedo a navegar. Líbranos, Álvaro Mutis.

De destrozar nuestro idioma. Líbranos, María Moliner.

De los malos humores. Líbranos, Fernando Poblet.

De tener que ir a un estreno de Arturo Fernández. Libradnos, Maxi Rodríguez y Eladio de Pablo.

De tener miedo a llamar a las cosas por su nombre. Líbranos, Javi Guerrero.

A los aquí invocados y los que no lo están por error, ignorancia u omisión, os pido vuestra letrada mediación hoy, 23 de abril, y cada día del resto de nuestra vida lectora. Y por la mediación de vuestros generosos editores y de nuestros sufridores libreros, os ruego para nosotros vuestros fieles una larga vida de lecturas nuevas y enriquecedoras, y de escrituras que, para quien sean leídas, jamás hayan sido una pérdida de tiempo.

Y en el nombre de los libros y las rosas, de los letraheridos y los letramuertos, de los anaqueles, del papel con olor a viejo o sin estrenar, de los lomos nuevos y cuarteados, y de la curiosidad por la letra escrita, solicito vuestra protección hoy y para siempre, por libros de los libros. Amén.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Letanías letradas del 23 de abril.

  1. Pingback: Tanto tonto « Demasiadas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s