Retrasado

Cuando el tiempo se pone en mi contra yo atraso el reloj.

Dicen mis amigos que me engaño, que el tiempo seguirá igual su camino en mi contra por mucho que yo pare las manecillas. Y yo les respondo que si no se engaña lo mismo quien, en plena canícula, se mete bajo una sombrilla fingiendo que no hay sol; o el que, mientras nieva en la calle a todo de trapo, pone a tope su calefacción y pasea por casa en bañador o sin él. Y ¿no es más feliz el cornudo ignorante de la traición conyugal? Lo mismo es que la verdad es que está sobrevalorada. La verdad es una sobredosis de realidad que no todos soportamos igual. La verdad ha de dársenos mezclada con mentiras, igual que a los bebés se les da el potito haciéndoles creer que la cuchara es un avión que aterriza en su boca abierta de admiración y no de hambre. Pero así comen y crecen, y siguen preparándose para ser mayores en un mundo lleno de tipos que dicen las verdades del barquero cuando sólo cuentan las mentiras del naufragio.

La vieja del anuncio de la Lotería se cree que le ha tocado el Gordo y es mentira, pero la gente flipa con la broma cruel y hasta llora de emoción. Mariano Rajoy y su jarca viven convencidos de tener un país a sus pies por ser honrados y hay que gente que se traga la bola, y va y les vota otra vez. El Rey se tiene a sí mismo por referente moral (no es el único) ganando 20.000 euros al día y eso pone cachonda a mucha gente que sigue siendo monárquica a machamartillo. El PSOE se cree la trola de que girando a la derecha se llega antes a la izquierda y Pablo Iglesias embauca a buena gente con la inmensa falacia de que él es un tipo dialogante, abierto y flexible. Y Echenique pide independencia para Aragón. Qué vuelvan Buñuel y Berlanga y Azcona.

Y nos tragamos la mentira de que Telecinco es televisión, de que Bisbal tiene talento, de que García Ferreras hace periodismo de calidad, y la mentira de que el capitalismo es lo único que nos salvará del capitalismo, de que hemos adelgazado, de que no la tenemos pequeña, de que los años nos han hecho más sabios y prudentes, de que vamos a mejor, de que la Wikipedia nos hará cultos, de que nunca llovió no escampara y de que la vida debe ser consumida preferente cuando nos lo digan otros.

Así que como el tiempo se sigue poniendo en mi contra yo seguiré retrasando las manecillas mientras esto no cambie. Es lo mío una mentira muy piadosa comparada con todas las demás que me mezclan con los cereales del desayuno. Yo seré un retrasado, sí; ¿qué hora es?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s