Educación

La buena educación dice que no se mata a las mujeres tirándolas por la ventana, ni atropellándolas repetidamente con el coche, ni degollándolas con el cuchillo del chorizo, ni haciendo con ellas una barbacoa atizada con gasolina. No se mata mujeres, aunque solo sea por educación.

Y por educación no se abandona a los niños en una balsa de goma en medio del Mediterráneo. No se les deja morir en las playas vestidos con su ropa de domingo que, al cambio, viene a ser lo mismo que la ropa de emigrar. No se le ponen zancadillas a los sirios que cruzan las fronteras, ni se les invita a tomar el té en un campo de refugiados lleno de chinches.

La urbanidad dice que no se ensarta a subsaharianos en las vallas afiladas de Ceuta y Melilla, porque no es lo mismo ser moro que pincho moruno.

La urbanidad impide condenar a los minusválidos, a los viejos, a las madres solteras y a esa gente débil en general a malvivir con una pensión  de 400 euros.  Se considera de mala educación que un país tenga cuatro millones y pico de parados, que más de la mitad sean jóvenes y que más de 50.000 hayan tenido que irse de su país a buscarse la vida.

No se dejará a la gente sin casa, o sea, en la puta calle, por no poder pagar la hipoteca, ni se les cortará la luz, ni la calefacción

No se permitirá a fascistas y analfabetos hacer entrevistas serias a los candidatos que aspiran mandar en serio a todo un país. Estará mal visto emitir estas entrevistas en horario de protección infantil. Es ineducado que los mediocres, los corruptos y los analfabetos se presenten a las elecciones porque es de mal tono que los imbéciles y los ladrones tomen decisiones en nombre de gente cabal y honrada.

Quedará feo condecorar a vírgenes de escayola por su tenaz lucha contra la delincuencia, y no se basará la política de empleo de un gobierno en pedir que lo del paro lo arregle la Vírgen del Rocío. No se usará la televisión pública para mentir, manipular, endiosar a cretinos que cobran en un mes lo que otro ciudadano tarda un año en ganar.

La urbanidad básica recomienda contestar a las preguntas de los periodistas en las ruedas de prensa, no farfullar frases sin sentido tales como “y ya tal”, “indemnización en falso diferido”, o “salvo alguna cosa”.

Ah, casi se me olvida. Es de mala educación darle de hostias al presidente del Gobierno y romperle las gafas en campaña electoral o fuera de ella. Es mejor hacer que pierda las elecciones y, eso sí, desear educadamente que no venga por detrás ningún otro finísimo facha de colegio de pago a darle el poder. Veremos.

Anuncios

Un pensamiento en “Educación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s