Liberado

Que el Hospital de Cabueñes tenga tres plantas de hospitalización cerradas en verano es malo para la sanidad. Que el Ayuntamiento de Gijón tenga 21,5 concejales liberados es malo para la salud; para la salud mental y democrática por lo menos. Pero no enfermemos en estos meses de verano, ya que no será posible ser ingresados en Cabueñes con diligencia. Si usted se pone malo viendo que 21,5 concejales de un total de 27 cobra sueldo municipal, recurra a la automedicación o a los remedios caseros o haga como que no se dado cuenta de que seguimos gastando más en políticos que en médicos y personal sanitario en general. La salud de una democracia como es debido se mide, entre otras cosas, mirando como se administra la sanidad pública; pero también hay que observar de qué manera se administran sus representantes políticos, cuánto dinero ganan y, sobre todo, por qué lo ganan, qué hacen para merecer ese sueldo. ¿Cerrar plantas de hospitales públicos y recortar plantillas de sanitarios es el trabajo por el que estas gentes cobran ese pastizal? Que lo digan porque eso no fue lo que prometieron cuando llegaron al cargo del que viven tan holgadamente.

A estas alturas ya habrá quien me llame demagogo o cosas peores por estar escribiendo estas cosas. Puede que lo sea, no lo niego, y puede que hasta tenga envidia ante el hecho contrastable de que mi sueldo se haya reducido en más de un 50% en los últimos cuatro años mientras que el de diputados y concejales no ha sufrido merma alguna. Incluso los 1.950 euros de Podemos me parecen una fortuna si los comparo con mi nómina y la de muchos ciudadanos más. Por cierto que Xixón Sí Puede no ha convocado referéndum esta vez para ver que se hace con las “liberaciones” de los ediles de Gijón. Será que la cosa de la pasta iba en el lote y no hay nada que discutir con “la gente” .

Casi nadie, salvo los políticos y pocos más, consiguen ya en estos tiempos un contrato fijo de 4 años de duración, con un sueldo que no baja de 3.000 pavos al mes, una actividad relajada y con bastantes posibilidades de renovar por otros cuatro años en caso de ser buenos chicos y no incordiar al que hace la alineación titular. La lista de espera para ser concejal es más corta que para que te operen. Los demás seguimos aquí, discutiendo entre nosotros si son galgos o podencos, si son churras o merinas, si dos y dos han dejado de ser cuatro y por qué. Todas estas cosas las comentamos entre nosotros mientras esperamos horas y horas en la cola del médico de familia o en la del médico de urgencias aquejados de mala salud, mala sanidad y peor democracia.

El otro día fui al médico y tras examinarme me recetó ser concejal a sueldo. “Verá como mejora usted mucho”.Ya me siento más liberado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s