Cimientos

Han pitado y silbado contra el himno de España. Válgame Dios, qué tragedia. Seguro: estos son los de los soviets, los separatistas, etarras, hitlerianos, yihadistas y radicales que se pusieron de acuerdo para ir todos al fútbol. El campo de Barcelona era un hervidero de reventadores de la democracia que fueron convocados allí por Manuela Carmena, Ada Colau y toda esa chusma que quiere acabar no sólo con nuestro sistema político y económico occidental, sino también con nuestro deporte rey. El Camp Nou estaba lleno de organizados militantes de las hordas soviéticas que se hicieron pasar por modestos forofos e hinchas con boina o barretina, aficionados honestos y entregados al noble balompié que no se meten en política ¿Cómo se las habrán arreglado estos de la izquierda radical para llenar el campo de los suyos? El oro de Moscú, seguro. Pero en este país estamos muy mal. ¿Qué mejor prueba que la pitada al himno? Si ya no se puede estar tranquilo ni en el fútbol, ¿qué nos queda? Esos son los mismos que quieren acabar con los toros y con las procesiones. ¡Qué pais! ¿Pitan su himno los suecos o los alemanes? No, seguro. ¿Qué quieren esos que pitan? ¿vivir como suecos o alemanes? Pues que se vayan a vivir a Suecia o Alemania con los demás. España siempre ha sido una patria unida por el fútbol y los himnos y capaz de dejar a la puerta del estadio los problemas y las opiniones, que para eso está el fútbol. Cada uno en su casa que hable de lo que quiera, pero ¿qué es eso de pitar en público cuando tocan el himno y cuando sale el Rey? España no desaparecerá por culpa de la corrupción, el paro, la crisis y la desigualdad esa de la que hablan. España se irá por el desagüe si el fútbol y los himnos ya no nos sirven para ser un país de energía varonil y sereno combate contra quienes atacan los cimientos de lo nuestro.

Anuncios

Un pensamiento en “Cimientos

  1. Convendrá Usted que hay un problema de falta de educación; la misma falta de educación del inventor de la “Alianza de Civilizaciones ” cuando se mantuvo sentado al paso de la bandera de un País, el que sea.
    Me imagino a la Orquesta Sinfónica de Gaitas, de Carbayín, interpretando el majestuoso Himno de Asturias al inicio de la entrega de “asturianos del año” , en el Teatro Campoamor, en presencia del Molt Honorable Javier Fernández y, en pleno Himno, cuatro , o veinte, comenzaran a silbar o a aclamar a Villa, el León de Tuilla. Mala educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s