Bucle

Un año de estos la Navidad entrará en bucle y empezará a dar vueltas sobre sí misma los 365 días del año con todos nosotros dentro como una lavadora que centrifuga. Un bucle es como aquellas pescadillas enroscadas que mi madre me obligaba a comer un día fijo de cada semana. La Navidad terminará por morderse su propia cola y volverá a empezar el 7 de enero de cada año sin dar tregua.

Como ustedes saben yo odio bastante la Navidad. No es una pose. Es una alergia. No puedo con ella. Es como esas tías lejanas o tías abuelas que tenían pelos en la barbilla y que se empeñaban en comerte a besos cuando eras niño. Siguieron haciéndolo cuando ya eras un adolescente, pese a que no disimulabas en absoluto tu rechazo y malestar ante aquella avalancha de babas, pelos hirsutos, carmín y polvos de arroz con olor a una colonia llamada “Tabú”. Yo trataba de esquivar a la rotunda anciana depredadora haciendo ese gesto que ahora se llama “la cobra” y que consiste en poner a prueba la flexibilidad de tus cervicales mientras mueves la cabeza de un lado  a otro para evitar cualquier contacto físico. Tarea imposible, ya que ella te agarraba enérgicamente de los mofletes impidiendo cualquier movimiento de tu cabeza y consiguiendo plantarte en la cara el beso de rigor.Incluso siendo adulto he seguido encontrando a esas muy venerables ancianas que, empleando la misma táctica manual de inmovilización, siguen besándome por doquier y, lo que más me molesta, llamándome Jaimín.

Pues la Navidad es una tía abuela gigantesca que aparenta muy buenas intenciones y se abalanza sobre nosotros por sorpresa cada año con el ánimo de premiarnos con un cariño que nadie le ha demandado . Va maquillada y tuneada con primor y llega cada año, cada vez primero, a inmovilizarte ante panetones, turrones y lucecitas con el fin de babar tu alma con lametazos con los que que trata de comunicar la falsa esperanza de un mundo mejor en el que se hayan extinguido los hijos de puta. Como no lo consigue nunca, cada año sale antes de casa en busca de nuevos pardillos capaces de dejarse sus sueldos en la adquisición de toda la parafernalia necesaria para atravesar el inapelable trago de soportar con la mejor cara posible, que tu alma, tu dinero y tu cuerpo sean masuñados con mensajes esperanzadores, cenas de hermandad, entremeses varios, gambas orly, niños de San Ildefonso, turrones variados, uvas de la suerte y cotillón, barra libre y chocolate con churros.

Yo no puedo evitarlo. Ante la visión del primer espumillón siento como alguien grita ¡Jaimín! a mis espaldas y trata de besarme con sus morros pintados mientras amaga con arrancarme media cara. Entonces huyo hacia ninguna parte.

Anuncios

5 pensamientos en “Bucle

  1. Bien escrito. Su lectura deja un grato e irónico sabor. Bueno, habrá que irse acostumbrando a estos artículos del blog. Jme Pncl parece que ha entrado en un bucle metafísico, filosófico, ético y estético. Muy aristotélico él. Pero echo de menos que reparta hostias a diestro y siniestro. Y ¿qué pasa con su radiofónico hermano? Nos puso la miel en los labios y supimos mas de él.

  2. Me temo que podríamos hacer un gran club, de personas que odian la navidad. Debe ser por eso de los inventos comerciales, que te dicen que feliz has de ser por ser navidad, cuanto te tienes que querer con la familia y cuanto has de comprar y comer para conseguirlo. Después todo es una gran decepción que te hace huir de los tuyos, hasta el siguiente año en el que metódicamente vuelve el ambiente navideño y te vuelve a atrapar. Un saludo

  3. Escribes, Jaime, lo que yo escribiria si tuviese talento (en este tema y en tantos otros). La navidad es algo que muchos odiamos, pero que sirve de excusa para que un periodista genial pergene una columna como esta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s