Sálvame

No somos nada. El socialismo se queda sin líderes, sin ideas, sin mitos, sin gobiernos y sin referentes. Sus sumos sacerdotes han sido sorprendidos metiendo la mano en el cepillo. Se empieza teniendo cuenta en el economato del pozu María Luisa y se acaba con un millón y pico de euros sin justificar. Un poema. El socialismo hace aguas mientras algunos de los suyos hacen caja. Fernández Villa, el mecagonminanto más legendario y amenazante de todas las reconversiones, la reserva ideológica del PSOE asturiano, el catecismo con patas que tronaba de Rodiezmo al Pozu Funeres,  revela ahora que tenía las ideas claras en la cuenca minera y el dinero oscuro en el limbo fiscal. Hacienda somos algunos. Los sindicalistas de antes vivían esperando las amnistías generales para salir de la trena por ser rojos, para poder volver casa con la parienta y trabajar en la construcción o haciendo chollos. Algunos sindicalistas de ahora están más pendientes de las amnistías fiscales que de las políticas y de conseguir un puesto de consejero en una caja de ahorros, porque se conoce que han comprendido que si no puedes contra el capitalismo lo que tienes que hacer es unirte a él y hacerlo con la misma unción que antes aprendiste a cantar “la Internacional”. Fernández Villa, patrón de los socialistas asturianos, mano férrea que puso y quitó candidatos, conciencia insobornable de lo que es y no es ser un izquierdista de raza (no se sabe ahora de qué raza), puso en orden su alma ante el Fisco y ante la Historia (pongo ambas con mayúsculas porque les tengo mucho respeto) para regularizar un millón y pico de euros que eran como su versión particular de los fondos mineros. Los socialistas asturianos eran hasta ahora los únicos de España con la cartilla limpia. Los andaluces cargaban con el asunto de los ERES. Ahora ya están todos empatados a chorizadas y lo que habrá que empezar a preguntarse es si el protectorado que Villa proyectaba sobre tantas generaciones de cargos socialistas era solo político o también tenía su parte económica, es decir, si hay más gente por ahí con carné del PSOE y cuentas pendientes con Hacienda. Veremos. Ahora entiendo por que el secretario general del PSOE tiene tanto interés en salir en “Sálvame”. Las historias de algunos de sus compañeros socialistas solo están a la altura de personajes como Isabel Pantoja o Julián Muñoz

Anuncios

Un pensamiento en “Sálvame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s