Animales

La carnicería del toro de la Vega y la televisión charcutera que se hace en España tienen la misma raíz cultural por no meternos en honduras con Wert y Gallardón y sus conceptos de educación, cultura o igualdad. Presenciar como unos tipos corren pìca en ristre por una campa de Tordesillas persiguiendo hasta la muerte a un bicho noble e inocente, o ver como hacen lo propio Paz Padilla y sus lanceros, o Toñi Moreno y Mariló Montero con su desahogo poligonero permite concluir que este país está construido parcialmente sobre una serie de ritos que comparten una misma base filosófica que emana del intestino grueso, el palillo en la boca, el desprecio por el débil y el garrotazo como pieza más sutil del argumentario almorranero que manejan los matarifes varios. “Y si no aguantan las bromas que se vayan del pueblo”, añadirán todos a uno los cabestros de Tordesillas o los de Telecinco ante los que protestan porque el espectáculo da asco. Y lo dirán para defenderse con la arrogancia desdentada y salvaje de aquel paleto que parodiaba Gila y cuyo sentido del humor consistía en poner petardos en la boca de la gente mientras dormía la siesta y ver como estallaban. “Si no aguantan bromas que se vayan del pueblo”, sentenciaba el tipo. Cualquiera ve el hilo conductor de esta procesión: sangre, acoso, bronca, voces, gente sudada y algo bebida que maneja la grosería y la brutalidad con soltura pero, eso sí, todo ello envuelto para regalo en una apelación constante a este “buen fondo” que, al parecer, tenemos los españoles a pesar de las apariencias brutales y, por supuesto, a la “tradición” que todo lo justifica. Lo del toro de la Vega, lo de la televisión casposa y todo lo demás forma parte de una manera peligrosa de entender España que no solo atañe a los animales. Una maestra y escritora en asturiano que se llama Iris Díaz Tueru lo explicó mejor que yo  el martes en su Facebook. Tomo prestadas sus palabras. “La cosa ye: ¿Queremos una sociedá que ría, insulte y escorra a pedraes al que piensa diferente? ¿Una sociedá que persiga en masa a un animal solu y disfrute cuando muerre desangráu? Paezme qu’esto va más p’allá de la protección animal”. Suscribo porque en esta cacería contra el sentido común todos somos piezas potenciales, todos somos animales necesitados de protección contra la barbarie. Cuanto más tardemos en entenderlo, peor para todos.

Anuncios

Un pensamiento en “Animales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s