Septiembre

A fecha de hoy volvemos a darnos cuenta de que lo hemos dejado todo para septiembre y de que llegamos con todas las lecciones prendidas con alfileres. Y así van muchos años seguidos de intentos reiterados y desesperados de no repetir curso, de arañar unas décimas y sacar la cabeza, o de confiar en la bondad del viejo catedrático que se jubila y regala un aprobado general. Como no nos regalen el aprobado vamos aviados porque, un año más, no hemos estudiado lo suficiente para presentarnos a nada. Seguimos sumergidos en la burrez complaciente, gobernados por la conjura de los necios, educados en la academia de Sálvame de Luxe e informados de la realidad por unos manipuladores que son un cruce perfecto entre la pitonisa Lola y Joseph Goebbels. Así nunca haremos carrera. Yo personalmente no soy un buen alumno presencial porque he faltado a infinidad de clases y ya no tengo edad para apreciar los encantos de la enseñanza por correspondencia, llamada ahora pomposamente on line. Además ya no se puede estudiar por libre porque tienes el suspenso garantizado y  porque nadie te pasa unos buenos apuntes que sirvan a para empollar a última hora y poder superar esta nueva encerrona. No hay ya paciencia para apuntar en un papel nada que supere en extensión los famosos 140 caracteres. Las chuletas de antes eran más largas. Es muy difícil hacer carrera en estas condiciones y presentarse a la convocatoria de septiembre con el temario preparado de manera que, un año más, las asignaturas pendientes -las propias y las generales- son las mismas. La pronografía política crece al ritmo de la pronografía  infantil, las cacerías de mujeres siguen arrojando balances diarios de piezas abatidas cada vez más escandalosos, los obispos se disfrazan con la capa que usaban las brujas de Zugarramurdi y nos sobrevuelan como pinturas negras de Goya. Rajoy vuelve a mentir cum laude, Javier Fernández suspende en educación física al ser un presidente con freno y marcha atrás. El PSOE se presenta en última convocatoria a las elecciones que sean, la derecha sigue copiando para sacar un cinco pelado y Podemos se convierte en el acusica de la clase poniendo cruces en la pizarra. Todo retorna al mismo sitio tras la ilusión soleada de julio y agosto. Volveremos a suspender y repetiremos curso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s