Atasco

Leído en internet: “Ha muerto un hombre por llevar un vibrador atascado en el recto”. Noticia del día. Son cosas que pasan, como hay gente que muere en Gaza por tener un ejército israelí atascado en su espacio aéreo. A Podemos se le ha atascado Willy Toledo y viceversa. Así de imprevisible es la actualidad del mundo. Se nos atascan cosas, personas, libros, periódicos, aficiones que alguna vez nos metimos por alguno de los orificios de nuestra vida pensando que nos darían muchas satisfacciones y, al final, no dan más que dolores y molestias. Por ejemplo  Gijón tiene metido por el orificio democrático de sus urnas a un gobierno municipal que juega a las casitas con la mayor ciudad de Asturias y que exhibe como único mérito de su presunta gestión un carril bici muy mono que sirve para que la alcaldesa y sus amigos puedan rodar spots publicitarios emulando a María Garralón, Tito y Piraña. Mientras pasea en bicicleta, la señora Moriyón trata de hacernos digerir cómo es posible dar 40.000 euros de ayuda pública a una asociación muy de derechas que nada tiene que ver con esta ciudad y, a la vez, ir a los tribunales para pleitear contra el Ayuntamiento que ella misma preside para dejar sin efecto las ayudas que se dan a las familias desahuciadas de su casa por los bancos. Todo un ejemplo de equidad, justicia y sentido de la ética para ejemplificar un concepto de la política tan coherente como llevar un vibrador metido en el intestino grueso. Este Ayuntamiento estreñido por su propio concepto patrimonial del poder, poder de señorito y basado en ocurrencias o venganzas, es un cuerpo extraño metido en el orto de una ciudad que siempre fue muy suelta, algo anarcoide y con una flora ciudadana más activa que la de los yogures que anuncian las actrices. Sin embargo, Gijón padece desde hace más de tres años un creciente estreñimiento provocado por un gobierno local que tapona cualquier salida digna y una oposición que debería desayunar laxante para empezar a soltarse de una vez y dejar de cagar fuera del tiesto. Nada parece indicar que las cosas vayan a cambiar a corto o medio plazo. Veremos si en 2015 cambiamos de dieta política y sexual o seguimos todos con un cuerpo políticamente extraño metido en el culo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s