Chinos

En China han dimitido 500 concejales acusados de soborno. Sabiendo como se las gastan en China a la hora de dar escarmientos, falta saber si estos 500 ediles se van a quedar sin cabeza además de quedarse sin cargo. En todo caso, que alguien dimita en cualquier parte del mundo nos sigue pareciendo a los españoles un espectáculo tan exótico como ver a la mujer barbuda. Ya sé que en China viven cientos de millones de personas y que, al cambio, quinientos concejales en China vienen a ser como uno en Cudillero. Proporcionalmente no es gran cosa, pero a uno le llama la atención que aún haya lugares en los que el que la hace la paga y se va, y sea por voluntad propia o por obligación. Siempre se puede decir que la política en China es, propiamente, como una tienda de los chinos, donde todo es de saldo y de imitación, además de muy barato, pero hay que tener cuidado con las comparaciones simplistas. Aquí, en España, el año que termina nos ha reforzado la certeza de que la mayor parte de los políticos que nos gobiernan han adquirido sus principios y sus ideas en un chino de todo a un euro, gobiernan con la calidad de los bazares chinos, pero nos cuestan lo ismo que un Louis Vuiton del los caros y jamás dimiten. Las propuestas políticas del gobierno y de la oposición tendrían mala salida hasta en el bazar chino más tirado. A la vista tienen buen aspecto, a veces dan el pego y se parecen a los productos caros, pero con un par de meses de uso demuestran ser basura fabricada con pocas ganas y un claro propósito de estafar a los consumidores, esto es, a los votantes. Los programas políticos de los partidos españoles han sido cosidos a mano en algún sótano húmedo del sudeste asiático y comercializados al por mayor por unos individuos que en China estarían condenados a trabajos forzados tras ser destituidos de sus cargos por indeseables. Aquí, a estos estos tipos les pagamos sueldos que cobrarían profesionales de lujo aunque el contenido que hay bajo su carcasa fabricada en China no pase jamás el mínimo control de calidad. Dicho de otra forma: seguimos siendo engañados como chinos.

Anuncios

Un pensamiento en “Chinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s