Normales

Cuando se produce un crimen de ese tipo que hemos dado en llamar violencia de género, todas las televisiones hacen reportajes en los que entrevistan a los vecinos de la pareja. La respuesta habitual del señor que viene de comprar el pan y que se sorprende al ver su portal lleno de sanitarios, periodistas y policías es siempre la misma: “era gente muy normal”. Uno sale al rellano de su escalera, se sienta allí a ver pasar a sus vecinos y llega a la conclusión de que todos parecen gente muy normal y que, por mucho que uno escudriñe en sus caras y miradas, no es capaz de ver nunca el alma de un asesino que agazapa tras un rostro “normal”.

La política se sustenta sobre grandes pasiones y relaciones tempestuosas que recuerdan a las que mantienen los animales salvajes de la pradera cuando se aparean en pleno celo sin reparar en gruñidos, berreas y zarpazos de amor. Todo sea por la continuación de la especie. Los pactos en política son como los amores de verano, breves pero intensos, o como cópulas de la selva, dictadas por la genética más básica y las pulsiones más urgentes. Los partidos políticos se aparean para cumplir el rito del celo cuatrienal. Copulan pactos que garantizan la perpetuación de su especie, de sí mismos, aunque ellos quieran presentar sus cortejos como actos de responsabilidad para con la sociedad en general. Pero llega un momento en que todo se rompe y el pacto que con tanto amor se concibió aparece muerto una mañana cualquiera. Ya no es el cachorro deseado que iba a perpetuar la especie y salvar a la sociedad de su extinción. Al conocer la trágico suceso, los periodistas llegan a preguntar al lugar de los hechos. Todos los testigos dicen que esos políticos parecían gente muy normal, que nada hacía prever tanta violencia institucional y tanta sangre. Luego, alguno de los amantes confiesa que pactó sin amor, en medio de un apretón venéreo, sin calcular las consecuencias. En pocas semanas estarán de nuevo en libertad de volver a engendrar pactos o de estrangularlos, aunque seguirán pareciendo gente “normal”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s