Desenfocado

Desde hace varias semanas veo borroso al presidente del Principado y a todo su gobierno. Fui al oculista, pero me dijo que no era problema mío, que le pasa a mucha gente, que el borroso es el presidente. Había un personaje de una película de Woody Allen al que le pasaba lo mismo. A medida que su peso humano o existencial, o como se diga se iban diluyendo, el personaje se desenfocaba a la vista de sus semejantes en medio de la alarma y la curiosidad de todos. Javier Fernández también está fuera de foco a medida que su ausencia de vigor político y dialéctico lo envuelve en una neblina cada vez más espesa. Quien siempre fue una sombra en los pasillos de la FSA, elegido por decreto para ocupar cargos de bien figurar y mejor cobrar, dio por fin el paso a la primera línea del relumbrón, pero no ha pasado de ser el borrón protagonista del desenfoque político general de esta región. Y no, no es Javier el borrón previo a la cuenta nueva, sino un borrón seguido de más de lo mismo: las cuentas que no salen, Asturias que se emborrona, que embarra, que se pierde. Fernández está fuera de foco porque no le hacen caso en ninguna parte. No es que no esté bien visto, es que es un presidente borroso para propios y ajenos, para externos, internos y mediopensionistas. El PSOE no tiene demasiado interés en Asturias porque no es granero de votos. Al PP reinante, con la complicidad de la siempre patriota Cherines Fernández, se la trae al pairo el cierre de la minería o que el tren de Asturias pase de ser el prometido AVE imperial a quedarse en unas pastillas de sopa de sobre con las alas cortadas. Y con este panorama pantanoso, el presidente desenfocado empezará a dar hoy cuentas de su gris gestión del último año, centrada en difuminar lo que hizo Areces y ser el administrador concursal de la suspensión de pagos de Asturias. Lo contará todo en este debate monocorde que se ha dado en llamar pomposamente “estado de la región”. Antes de que empiecen las peroratas ya sabemos que la región está en estado, en estado de descomposición, que no está para bromas sino más bien para brumas con un gobierno borroso y a punto de ser borrado, una oposición que brilla por su opacidad pedestre y una población que empieza a borrarse de todo por tener que apuntarse al paro, al pluriempleo y a los chollos para llegar a fin de mes. Asturias se difumina en manos de un presidente borroso y un parlamento que nos sale por un ojo de la cara, circunstancia ocultar y anatómica que contribuye a que seamos cada vez más incapaces de ver con claridad qué es lo que hacen ahí dentro. Tenemos un presidente borroso que manda en el país de los tuertos y un parlamento que es el reino de los ciegos. Todos ellos nos va a explicar desde hoy cual es el estado de Asturias. Atentos.

Anuncios

Un pensamiento en “Desenfocado

  1. Más que borroso yo lo veo codificado, pero no sólo al presidente del Principado, al resto de políticos (independientemente de si son de derechas, de izquierdas, de centro o de pa dentro) de este rincón dejado de la mano de Dios, los veo igual.Y no me vale eso de “ye lo que nos merecemos”, yo no creo que nos merezcamos semejante incompetencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s