Idioteces

No sé a ustedes, pero a mí cada día me resulta más difícil distinguir las noticias falsas de las verdaderas. Los diarios satíricos tienen una seria competencia en los periódicos tradicionales porque los titulares que publican unos y otros apenas se diferencian. Ni los lectores más avezados son capaces todos los días de salir airosos de la prueba de agudeza visual que implica la lectura de la prensa. Tal vez estemos ante las primeras señales del fin de una civilización y no nos demos cuenta aunque salgan en los papeles. Todo parece indicar que el fin del mundo no sucederá realmente a causa de un diluvio o de una bomba nuclear, sino que se producirá a causa de una progresiva expansión de la gilipollez, de la idiotez generalizada. Por ejemplo, lee uno que a un señor australiano de setenta años le han sacado del pene un tenedor de diez centímetros. Al parecer, el intrépido amante del acero inoxidable usaba el instrumento culinario para proporcionarse placer sexual. No puedo imaginar cómo. Leo también que un becario del Banco de América ha muerto después de trabajar 72 horas sin pausa. La gilipollez con la que se completa este drama, estuvo a cargo del portavoz del banco que ha lamentado la muerte de un empleado tan rentable y ha añadido que el fallecido era un trabajador “muy eficiente”. Las señales de la epidemia de gilipollez que nos contamina lanzan más destellos desde el titular que informa de que el Ayuntamiento de Madrid hace pruebas de idoneidad a los músicos callejeros. Este casting de los miserables se produce en la ciudad de España cuya alcaldesa gobierna de oído tras haber conseguido su idoneidad sin exámenes, unicamente por haberse casado con el señor Aznar. Y termino asomándome al jardín de la memez en el que veranea el Gobierno del Principado metiendo en el saco de la violencia de género la muerte de dos ancianos demenciados, todo para no admitir que habían sido abandonados por los servicios sociales públicos. Les dejo con el consuelo de Groucho Marx: “él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota”.

Anuncios

Un pensamiento en “Idioteces

  1. Soy un recien llegau al blog – que volverá asiduamente – que se congratula al ver que hay mas gente viviendo en esti otru mundo . Mis felicitaciones y a seguir bregando .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s