Delator

El gobierno propone la delación ciudadana, la denuncia anónima como método para erradicar el fraude laboral. Seamos delatores por el bien del sistema y si vemos a un ingeniero nuclear rechazar empleo como friega platos, o a un parado cualquiera negarse a firmar un contrato de cuatro horas para trabajar doce, pongámoslo en conocimiento de la infatigable creadora de empleo Fátima Báñez. Las dictaduras en general, los gobernantes impotentes antes la realidad y los maestros de escuela sin autoridad siempre han echado manos de los chivatos para apuntalar su precaria credibilidad. Denunciar a parados que hagan chapuzas de fontanería y albañilería es desde ahora una forma más de patriotismo constitucional. Para que vean en Moncloa (ahora no se usan ya los artículos) que soy un ciudadano comprometido, aportaré mi cuota particular de chivatazos haciendo notar que la mayor parte de los diputados y senadores del reino cobran del dinero público suculentas ayudas en concepto de vivienda cuando tienen uno o más pisos en Madrid, o viven en casa de un primo. Queda delatado. Y no digamos nada de lo que hay que contar de los integrantes del parlamento autonómico asturiano que, pese a dedicarse en cuerpo y alma a la delicada y urgente tarea de fijar sus propios sueldos, no lo han conseguido. Su fracaso no es óbice para que sigan cobrando como capitanes generales, incluso por kilometrajes que nunca han hecho ni harán. Delato la cara dura de unos y otros. Y me chivo de que la única reforma energética que hacen este Gobierno y todos los demás es elevar el precio de la luz, de que los discapacitados siguen sin ayudas a la dependencia, o de que el precio de la telefonía móvil española es de los más caros de Europa. Delato que Cristine Lagarde se haya subido el sueldo un 11% (cobra 324.000 euros libres de impuestos) y no se le caiga la cara de vergüenza al exigir que los nuestros se bajen un 10%. Quiero delatar muchas cosas más, especialmente a quienes usan nuestros votos para estafarnos, a quienes amenazan al débil y se cagan de miedo ante el poderoso. Quiero delatar a Esperanza Aguirre por ser tan demagoga como farisea y haber mantenido a su lado a un tipo que se llevaba por la cara una “mordida” del 10% en cada contrato de la red Gurtel. Ya ven que yo estoy por la labor de delatar, pero ¿ante quien?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s