Después del encierro, el entierro

Después del encierro, el entierro

Feria de San Fermín. Crónica taurina. Plaza de toros de El Congreso. Tarde bochornosa. Toro único para Mariano de Pontevedra de la ganadería de hijos de Génova y de nombre “Españolito”; negro y bragado, cornudo y apaleado, flojo de remos y muy toreado. Lolina de Cospedal, subalterna de la cuadrilla del pontevedrés, machacó al bicho con sendos rejones de castigo ayudada en los lances por Montorito el Chistes y Luisón Guindales. Tras brindar el toro a Luis Bárcenas y esposa y con el morlaco en las últimas, Mariano El de Pontevedra hizo faena de aliño. Arrimado a las tablas y citando de lejos, el diestro se mostró más siniestro que de costumbre consiguiendo con sus constantes espantadas que el bicho muriera por agotamiento . Ya muerto, Mariano procedió a su descabello en un último gesto de valor. Pese a las protestas de respetable, la cuadrilla y los de la peña “Pepe Sobrecogedor” consiguieron que la presidencia premiara al torero con las dos orejas, el rabo, las pezuñas, una ración de callos, un fin de semana en Benidorm y la presidencia futura del Consejo de Estado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s