Soprano

Una de las frases más redondas de Tony Soprano era esta: “nosotros solo jodemos a los que merecen ser jodidos”. El ganster implacable y con ataques de pánico que encarnó el difunto James Gandolfini, sabía muy bien que lo importante de esta vida es ser martillo o ser clavo y que el poder lo tiene quien da los martillazos, sobre todo cuando se los da a quienes no van a poder defenderse. La máxima de Soprano es la misma que emplea buena parte de la clase política española para hacer reventar los derechos de la mayoría de los ciudadanos. Da lo mismo que el dueño del martillo sea el PSOE o el PP porque cuando cualquiera de ellos tiene pillada por el mango la maza del poder no tiene dudas en utilizarla a diestro y siniestro, contra quienes ellos han decidido que merecemos ser jodidos. Uno de estos capítulos se dio ayer en la Junta General del Principado de Asturias, donde el PSOE votó exactamente lo mismo que el PP, FAC y UPyD para remachar la institución de la Procuradora General del Principado, defensora del pueblo autonómica. Al paticorto socialismo asturiano que presume de ser alumno aventajado de Rajoy reduciendo el déficit público a costa de lo que sea, le ha venido de perlas la disculpa del pacto con el diputado de los siete asesores para quitar del medio a una de las instituciones menos pactistas y más críticas con la labor de la Administración. Los socialistas no van a tener ahora empacho alguno en echarse las manos a la cabeza y rechazar la reforma de la Administración que propone el laborioso Mariano Rajoy, una reforma a martillazos entre la que se incluye, atención, ¡la supresión de todos los defensores del pueblo autonómicos! Qué contrariedad, el PSOE de Rubalcaba va a tener que atacar a fondo la reforma que pide Rajoy días después de que el PSOE de Javier Fernández haya ido de la manita con los populares y sus socios de derechas, aprobando en Asturias una de esas medidas que rechaza en el resto de España. Soprano ha creado escuela moral o tal vez fue un alumno aventajado de la teoría esencial del martillazo. La diferencia es que él enunciaba sin complejos sus principios y actuaba conforme a ellos, sin ambages, con el avasallamiento como coartada moral. Cuando manda, la izquierda mayoritaria actúa como la derecha, decide quienes deben ser jodidos y procede a hacerlo sin que le tiemble el pulso, aunque tratando de hacernos creer que ellos son diferentes. Me quedo con Soprano, no tenia escrúpulos, pero tenía más gracia que estos.

Anuncios

Un pensamiento en “Soprano

  1. Como siempre, muy acertado en la crítica, y además todos los partidos se apoyan en paredes de papel, que si se ahorra mucho dinero, con cifras que no son verdaderas, el Psoe por el pacto con UPyD y UPyD que es un plan a nivel nacional aunque reconoce el trabajo de la Procuradoría, y se cargan una institución por 300,000€ al año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s