Milá

Hay muchas clases de periodismo, aunque la división más simple y efectiva es la que diferencia al buen periodismo del mal periodismo. Sin embargo, en los últimos tiempos he ido descubriendo algunas subespescies de cierto interés. Dejando aparte la bazofia con menudillos que se sirve para merendar cada tarde en telecinco, en esta carrera desenfrenada de rucios comunicadores va sacando cada vez más cuerpos de ventaja la siempre innovadora Mercedes Milá. La que fue periodista de referencia en televisión, entrevistadora incisiva y sagaz, se ha ido convirtiendo en una especie de caricatura de sí misma, como si estuviera retransmitiendo en directo su propia demencia senil progresiva, protagonizando un espectáculo más propio del teatro chino de Manolita Chen que de cualquier televisión con un mínimo de clase. Lo que pasa es que este oficio nuestro se ha ido convirtiendo en un rastro a medida que ha dejado de ser un negocio limpio y comprometido. Todo por la pasta. La calidad periodística se esconde en reductos cada vez más escasos donde los espectadores no somos tratados como imbéciles, pero estos programas son cada vez más excepcionales, porque nadie se resiste a ver a Mercedes Milá gritando por los platós como una vieja chiflada, enseñando el sostén o las bragas como una de aquellas mendigas desequilibradas que andaban por los descampados y de las que escapábamos horrorizados siendo niños. El único mensaje que transmite este nuevo periodismo se resume en la frase “lo que me sale del bolo”, epítome de la intelectualidad informativa y del editorialismo basura. Visto lo visto, uno ya no pide que haya buen periodismo o mal periodismo. Ya solo pide que haya periodismo.

Anuncios

5 pensamientos en “Milá

  1. Lo que Mercedes Milá hace en ese programa no es periodismo. Es puro entretenimiento y ella mismo lo dice. Que salga en televisión no quiere decir que sea periodismo. ¿Es periodismo Pasapalabra? ¿O Anatomiía de Grey? Estoy de acuerdo en que lo que hace es vergonzoso, pero tu punto de partida es erróneo porque ni es periodismo ni pretende serlo.

  2. Es tan difícil hoy en día hacer periodismo.
    Sin ni siquiera leer el artículo lo primero que me vino a mi cabeza de periodista reinventada en vendedora de baguetes fue : yo enseñaría el culo y la pechera con tal de volver a la tele señores.El problema y mi desgracia es que no lo haría….o sí. No creo que la Milá hace 14 años pensase que iba a enseñarle el culo a un niñato en directo en la televisión, y ella nunca hubiera tenico que vender medios y cuartos, ella podría haber seguido trabajando, pero no ganado tanto dinero, y en este país no faltan putos sino financistas.

  3. Mercedes Milá todavía anda por ahí dando guerra?. En nuestra casa, el día que decidimos deshacernos del aparato de televisión fue el día más feliz de nuestras vidas. Eso si, tiene un pequeño peligro, nuestros amigos y conocidos nos tratan como si fuesemos analfabetos porque nos hablan de gente de la que no oimos hablar en nuestra vida (supongo que (aunque no sea lo mismo) pasaría lo mismo si nosotros les hablamos de nuestros escritores preferidos), no se si me explico.

  4. Mercedes Milá:puagggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggg
    Dios mio que desahogo.

  5. Esta mujer cansa. Lleva tantos años en la televisión que se cree por encima del bien y del mal. Hace poco Almudena Grandes recomendaba no comprar los libros de estos personajes televisivos y Mercedes M. haciendo alarde de bolo se hizo la ofendida y dijo que hay escritores que luego van a sus programas a promocionar sus libros. También añadió que ahora en verano no va a trabajar y va a leer. Mercedes bonita, perdón feita, para ser más exactos..Si leyeras libros no enseñarías el culo ni faltarías el respeto a tu persona como lo haces. Dice que lee libros, que poco se le nota. Esta mujer se ha convertido en la aberración chulesca egocéntrica que todos los auténticos intelectuales evitan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s