PGOH

Carezco de bienes raíces o fincas con las que consolar las miserias financieras que me esperan en la vejez gracias al buen hacer de este gobierno. No tendré fincas de recreo, ni de labor que me renten algunas modestas cantidades de euros con las que llegar hasta la fosa tras dejar pagado un modesto entierro. No tengo praos, ni sebes, ni huertos, ni montes maderables. Esta es la razón por la que sigo sin mucho interés los avatares que se derivan de la reciente anulación del Plan General de Ordenación Urbana de Gijón. No tengo nada que ordenar en hectáreas, mis días nunca han sido días de bueyes, y solo puedo recoger lo que siembro en los campos de las relaciones humanas y profesionales. Por esa razón me he propuesto hacer un Plan General de Ordenación Humana (PGOH), una especie de ejercicios espirituales con tiralíneas que me sirvan para poner al día los espacios interiores que me componen. Lo primero que constato es que algunos ya han sido expropiados por el tiempo y las circunstancias. Otros los tuve que vender al diablo para poder seguir adelante. Por estas vías he perdido o malvendido casi todas mis fincas de optimismo antropológico, algunas de mis virtudes más queridas y monumentales que estaban catalogadas como intocables, y he tenido que especular sin escrúpulos con mis espacios naturales más protegidos para seguir malviviendo. Dejé construir en ellos colonias de palabrería adosada con la que me he creado una cierta fama de juntaletras aventajado. El miedo me hizo ceder espacios propios o tratar de ocupar los de otros. Mi vida diaria presenta altibajos similares al desastroso skyline de El Muro con la diferencia de que lo mío no se arregla con un plan de fachadas. Visto lo visto necesito un Plan General de Ordenación Humana que reordene mis límites, vuelva crear espacios protegidos, limite una excesiva edificabilidad de gilipollas a mí alrededor, garantice que mis caminos sean transitables, proteja los árboles donde buena sombra me cobije y deje algún sitio donde caerme vivo hasta que no me expropien para los restos.

Anuncios

2 pensamientos en “PGOH

  1. Al PGOH que hagas se pueden hacer alegaciones o va a ser un PGOH unipersonal para ti solo?

    Eres un grande, da gusto leerte

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s