Cónclave

Ayer por la tarde hice un cónclave en mi casa para decidir si Dios quiere que le regente el negocio un ejecutivo cumplidor y medio laico, o un meapilas de misa y comunión diaria. Todo se contagia, hasta los cónclaves, pero no me aclaro porque yo no soy un cardenal primado y no tengo acceso al telégrafo que manda las inescrutables señales del Altísimo. El caso es que en la primera votación no se pusieron de acuerdo mis pulsiones católicas con las ateas. Hay un sector de mi mismo que no puede entender a un Dios con refajo y vestido de púrpura, compadreando con pederastas, banqueros chungos y otros despojos desinfectados en vano con agua bendita. De esta primera votación salió de mi interior una fumata negra como la noche, chamuscada cual pira de neumáticos del sector naval. A veces dan ganas de poner barricadas en la Plaza de San Pedro para ver si el Espíritu Santo sale del nido y sobrevuela por encima de la gente normal para enterarse de qué va el mundo. Pero se conoce que el palomo de Dios tiene un GPS de la época del padre Astete, reñido con la modernidad y desorientado por el tufo de los incensarios. Por eso la Iglesia que influye en tantas gentes que tienen buena fe aunque sea escasa, repele más de lo que atrae, es más institutriz que madre, y se ha convertido en un búnker revenido que ha dado marcha atrás hasta las misas en latín y el catolicismo de masas para adolescentes que trata de hacer que cardenales octogenarios que se duermen durante la homilía papal, tenga el mismo carisma que Justin Bieber. Así las cosas y a la tercera votación en balde, me di cuenta de que mi fe  no desprendería nunca humo blanco papal porque está requemada, que mi cónclave particular sería un fiasco porque ya sólo me fio de lo que predican los santos por lo civil, no comulgo con ruedas de molino, prefiero las bendiciones de los malditos y sólo me confieso ante un par de vinos y cuando las iglesias están cerradas. Así que levanté la sesión sin genuflexiones porque tengo artrosis cardenalicia, dejé la sede vacante sine die y me fui al bar al busca del viático.

Anuncios

2 pensamientos en “Cónclave

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s