Tuercebotas

El Ayuntamiento de Gijón está a tres puntos del descenso, como el Sporting. Las desgracias nunca vienen solas cuando falla el proyecto global, la alineación, la estrategia y el juego. Que los resultados no acompañen es solo la guinda del pastel. El problema es que tanto el Ayuntamiento de Gijón como el Sporting de Gijón van perdiendo la categoría a pasos agigantados y descorazonando a la afición. La ciudad no merece tanta ineptitud junta. Ya sólo falta que este año los oricios no vengan buenos para palpar un auténtico Armagedón colectivo. El Ayuntamiento de Gijón está gobernado en minoría por un híbrido de partido político y club de fans que se apoya en los restos astillados del PP local, cinco concejales que han sido defenestrados por su propio partido y que no tienen donde caerse vivos. ¿Es ético y legítimo que quienes ya no cuentan con la confianza de su propio partido sigan dando soporte para gobernar la mayor ciudad de Asturias a quienes no contaron ni con la suficiente confianza de los ciudadanos en las urnas para gobernar en solitario? La derecha, tan dispuesta siempre a moralizar a costa de los errores ajenos, debería explicar ahora este sindiós de gobierno municipal donde el ciego guía al tuerto en dirección al precipicio con toda la ciudad a sus espaldas y sin haber aprobado ni el presupuesto municipal de este año. Si el Sporting se empeña en bajar a segunda B, el Ayuntamiento de Gijón no debería precipitarse camino del descenso con toda la ciudad sin que alguien haga algo. Tal vez es este el momento en que la oposición municipal debiera desasentar sus posaderas y explicar a la ciudadanía en qué consiste la broma que nos están gastando a todos en la Plaza Mayor número 1. Parece que los hinchas y ultras del Sporting tienen mayor capacidad de movilización que los votantes del PSOE e IU a la hora de pedir explicaciones. Fuera de Mareo nos los tragamos todo. Ni el Sporting mal dirigido puede tener de rehenes a sus socios, ni un Ayuntamiento desgobernado puede tener en vilo a una ciudad que ya padece bastantes crisis como para añadir una más. Los tuercebotas están de más en el fútbol y en la política. Al banquillo.

2 pensamientos en “Tuercebotas

  1. El ciudadano,no está acostumbrado a intervenir en estos temas, con votar cada cuatro años ya cumplimos, Luego pedimos explicaciones y ponemos a parir a todos los políticos,Si no tienen un fuerte apoyo ciudadano detrás ,no conseguiran nada,Juntos Podemos.

  2. “¿A dónde el camino irá?/ Yo voy cantando, viajero/ a lo largo del sendero/ –la tarde cayendo está–” Es del primer Machado, el de Soledades con un toque modernista a lo Rubén y un deje postromántico de Rosalía, muy apropiado para la ocasión, ¿no?

Responder a Ch. Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s