Fernández

Fernández (Mercedes) con la ayuda de Fernández (Ahúja) ha puesto de patitas en la calle a Fernández (Pardo) tras protagonizar un vodevil político clásico de puertas que se abren y se cierran y en el que sólo falta la aparición de un Fernández más (Arturo) en el papel de galán maduro. La casa de las Fernández muestra ahora su verdadera estructura de endeble gallinero con pretensiones de baluarte de la democracia. Todo era apariencia cogida con alfileres y se veía venir la guerra de las Fernández, pero da que pensar que quienes están al cuidado de velar por nuestra democracia se lo monten de esta forma tan desabrida. Ni siquiera los dos torpes detectives de Tintín, Hernández y Fernández para más coincidencia de apellidos, serían capaces de organizar una patochada política de dimensiones tan chuscas como la que se acaba de perpetrar Cherines dando esté golpín de estado en la plaza del Instituto, reducto del Pilipardismo durante la última década. Lo que deberían explicar ahora todas las Fernandez que han intervenido en este trasiego es qué razones llevan a una decisión tan drástica como la de cargarse a toda la dirección de un partido, elegida por los militantes en un congreso que, al parecer, era legal. Así las cosas, cabe suponer que los votantes que le quedan al PP estarán interesados en saber si las personas que hasta ahora han presidido ese partido eran de fiar, si están sancionadas por hacer cosas feas y oscuras, o si se trata solo de un nuevo caso de navajeo interno. Tal vez las chicas Fernández deban explicar también si sigue en pie el pacto municipal con Foro Asturias que, según sabemos ahora, fue cocinado por la Fernández equivocada (Pardo), o si la estabilidad del Ayuntamiento de Gijón está a expensas de la que las nuevas Fernández con mando en plaza (Mercedes y Ahúja) decidan ponerse dignas y romper las amistades con la amable cirujana casquista. Fue premonitorio Álvarez-Cascos (Fernández de segundo también) cuando era el mandamás del PP y dijo aquello de que prefería partido sin gobierno que gobierno sin partido. Es curioso que Foro mantenga el gobierno de Gijón a costa de un partido que se está yendo al carajo. Por fin Cascos ha conseguido gobierno propio sin partido ajeno. A ver lo que le dura.

Anuncios

2 pensamientos en “Fernández

  1. Me da miedo pensar que estemos a expensas de esta sopa de letras zdnnarefe, que al derecho o al revés, en Gijón o en Asturias, nos toman el pelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s