Verbos

Los más descreídos, rojeras protestones y recalcitrantes no se cansan de repetir que Mariano Rajoy no tiene programa, ni ideas, ni nada. Sin embargo, el presidente envía mensajes constantes que aclaran de forma meridiana cuál es su ideario y el de sus ministros. Nadie puede llamarse a engaño ante sus planteamientos. Son ideas simples, contundentes y enunciadas en infinitivo, una forma verbal que no deja margen al equívoco. Por ejemplo, el ministro Wert se decantó sin ambages a favor de “españolizar” a los catalanes. En boca del ministro, españolizar suena a lo mismo que salpimentar, sazonar o saltear: una labor previa para cocinar reciamente cualquier plato y dejarlo en su punto según la receta de la abuela. El PP lleva un año asando España a fuego lento y en su receta se subraya que el paso de “españolizar” es muy importante para que la pieza quede asada por igual, sin excepciones y sin concesiones a las cocinas autonómicas. Política a la española, como la tortilla, la paella y el tinto de verano. Mariano Rajoy no se ha quedado atrás en estos días al visitar a las tropas que ponen en peligro sus tripas en Afganistán. Dijo allí el presidente que ojalá todo el mundo trabajase en España como los militares. Wert quiere españolizar y el presidente opta directamente por militarizar. No aclara si echará mano de esta prerrogativa cuando las huelgas y las protestas callejeras se salgan de madre, o si seremos militarizados para siempre y por decreto. Estando todos los ciudadanos firmes y uniformados, con los pies juntos y el culo apretado, gobernar es muy fácil. Es cuando se puede poner en práctica la tercera máxima del PP enunciada por el progresista Gallardón: “gobernar es repartir dolor”. ¿Se puede decir más claro? Los dos infinitivos se complementan con un predicado apocalíptico que redondea una frase que bien pudiera estar en boca de Aníbal Lecter o cualquier otro torturador refinado de mente podrida. Así que nadie se llame a engaño: españolizar, militarizar y repartir dolor, los tres pilares infinitivos de este gobierno que se complementan con alguno más: encabronar, arruinar, esquilmar, desahuciar o desesperar. El verbo se hizo PP y gobernó entre nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s