Paz

Con media Europa en llamas por dentro o por fuera, con ciudadanos quemados hasta el filtro que amanecen con ardor de estómago y queman barricadas, los capos de la UE recogen ufanos el Nobel de la Paz, encantados de haberse conocido y de ver premiada su labor contumaz de desestabilización. ¿Qué paz han conseguido? ¿La de quién? Quienes más han hecho por  no dejar en paz a nadie, por hacer perder la calma a quienes no teníamos más meta que llegar a fin de mes, quienes pasarán  a la historia por soliviantar a medio continente, son galardonados como los ángeles que guardan las cuatro esquinitas de nuestra cama apolillada. Manda madre. Lo único que les debemos es la paz de los subvencionados banqueros, la de los de los confiados evasores fiscales, la de los eurodiputados que siguen, tan panchos, tan anchos, viajando en clase bisnes, o la de miles de burócratas que marean la perdiz entre Bruselas y Estrasburgo. Tienen en sus méritos la paz de fábricas cerradas, la de las minas clausuradas, el silencio de las obras sin terminar, la tranquilidad de las vías de trenes que no llegan a ninguna parte.

Europa descansa en paz, en efecto, gracias a la brillante gestión de estos tipos tan premiados que llevan años rematando el cadáver de todo un continente. Sus méritos como forenses políticos de la muerta Europa, sus piruetas contables como administradores concursales de una ruina que viaja en coche blindado, se ven ahora recompensados con un premio Nobel que suena a pitorreo, a galardón que hubieran decidido durante una noche de farra un montón de suecos borrachos ataviados con monóculo y pajarita. Visto lo visto, un servidor propone desde ahora instituir premios para los bomberos pirómanos, para los violadores con vasectomía; galardonar a los maltratadores que no dejan marcas en sus víctimas, a los francotiradores con mala puntería, a los ladrones caritativos, a los escritores analfabetos, a los que insultan con buenas palabras, a los infames que huelen bien o a los corruptos que usan traje de Armani. Hagan juego, hay premios para todos y paz para los malvados y los inútiles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s