Psoenstein

Los socialistas de Gijón celebran congreso este fin de semana, justo entre los Santos y los Difuntos. Muy apropiado para transitar entre el error y el horror. Entre calaveras de camposanto y calabazas del cursi Halloween, los socialistas deberán determinar quien se hace cargo de este buque fantasma suyo que lleva un año escorado y a la deriva en medio de la tormenta perfecta que forman el estupor propio y la incompetencia ajena. Santi 2011 y Garmón 2012 se disputan (por decirlo de alguna manera) los presuntos y agostados entusiasmos de un par de centenares largos de incondicionales que dedican las fiestas de guardar a honrar a sus antepasados del PSOE y a tratar de evitar que el partido de sus amores y desvelos se convierta en un cementerio de sepulcros blanqueados al que ya no se pueda acudir a otra cosa que no sea poner flores sobre las lápidas labradas con un rotundo “aquí yace el socialismo”. Garmón, el abogado debutante y Santi, el bancario diletante, ofrecen a sus compañeros de filas lo mismo que los niños que van de puerta en puerta en Hallowen : trato o truco o, lo que es lo mismo, el voto o mi cabreo eterno. Al cambio, nada. Esta falta de sustancia de ambas propuestas debe ser la razón por la que un nutrido y selecto grupo de militantes socialistas de Gijón están propugnando el voto en blanco en la asamblea del fin de semana, fiesta de Halloween en la que Santi quiere ir de santo ante un Garmon que lo da por difunto, y vicerversa. Los del voto en blanco no quieren un PSOE lleno de fantasmas, ni de cadáveres, ni que les de calabazas cuando pintan bastos en la partida electoral, plagada de tahúres de izquierdas y ventajistas de derechas que juegan sin rubor con las cartas marcadas. Eso es lo mismo que piden muchos ex votantes socialistas, hartos de dinastías hereditarias, componendas y apaños al estilo “Uno de los nuestros”. Que el mayor útero del PSOE asturiano alumbre un aborto de secretario general en medio de clamor de docenas de votos en blanco, sería un horror para la izquierda gijonesa, un Psoenstein de meter miedo. Eviten ese horror/error, señores candidatos. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s