Fans

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ilustración de Ángel Heredia

Que Foro Asturias no era un partido político sino un club de fans ya se sabía desde el principio, pero faltaba que se viera. Los clubes de fans van bien mientras la estrella a la que idolatran sigue encaramado en los 40 Principales, provoca adhesiones inquebrantables, ataques de histeria y hasta  excitación sexual, pero empiezan a romperse si el ídolo entra en una zona oscura. La dimisión de la concejala de Hacienda, Carmen Alsina, y sus dos asesores más directos es la primera muestra pública de que el club de fans de Cascos administrado en Gijón la diletante y operativa doctora lleva en horas bajas y con la guerra metida en casa más tiempo del que parece. Carmen Alsina ha apelado al latiguillo de las “razones personales” para justificar su deserción, una disculpa que ya no se creen ni los niños de teta cuando se pone en boca de un político (la disculpa, no la teta). Toda decisión se toma por razones personales, cosa distinta es que además sean razones confesables o publicables. Además, es curioso que los tres dimisionarios hayan tenido razones personales para irse. ¿Eran las mismas? Al club de fans de FAC le ha bastado con poco más de un año de poder para darse cuenta de que no es lo mismo gobernar una ciudad que conspirar contra los rojos en las sobremesas del Club de Tenis. Entre los funcionarios municipales de cierto nivel, secretaria general letrada incluida, eran un clamor las desavenencias internas entre los departamentos de Hacienda y Urbanismo, así como la incapacidad de la señora Alsina para hacer valer sus criterios presupuestarios. La alcaldesa no ha podido evitar la ruptura, demostrando que sabe poco de gobernar una ciudad y menos aún de gobernar un grupo político, el verdadero meollo de la actividad municipal. Que se lo pregunte a su antecesora.

Visto que Foro empieza a perder los palos del sombrajo sin que nadie se los empuje salvo ellos mismos, estaría bien saber ahora que va a hacer con los votos del PP la camaleónica Pilipardo, embarcada en una más de sus surrealistas operaciones políticas apoyando a un partido endeble que no ha ganado las elecciones, por cierto, el mismo partido de ese señor Cascos al que ella echó del PP. Lo cierto es que esta ciudad no puede estar gobernada por un club de fans desencantados y a la greña. No se debe permitir que los niños jueguen con las escopetas ni dejar que la política esté en manos de la conjura de los torpes.

Anuncios

Un pensamiento en “Fans

Responder a josebola9 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s