Adoptado

Mi perro me dijo ayer que él era quien me había adoptado a mí, no yo a él. Soy adoptado. Al saberlo tuve la misma sensación que cuando me enteré de que los impostores no eran los Reyes Magos, sino mis padres: me disgusté por esta nueva pérdida de la inocencia pero, en el fondo, creo que me lo esperaba y que además  me consuela saber que, al menos, mi perro se hace cargo de mí. Cuanto más conozco a Guindos, Rajoy,  y a la menina Sáenz de Santamaría, más me tranquiliza depender de mi perro.  Visto con calma, que los  perros adopten a los humanos no es más que una parte lógica de nuestra existencia y no la peor. A saber: no elegimos nacer, sino que la vida nos saca por las orejas del útero de nuestra madre; no podemos elegir el cargo en nuestra empresa, ni mucho menos nuestro sueldo; apenas tenemos control sobre nuestra vida sexual o sentimental, tenemos los amigos contados y de milagro y nos morimos el día menos pensado, justo cuando empezábamos a pensar que todo estaba controlado porque habíamos aprendido a bailar al son que tocan.

En este contexto de cosas la revelación de que he  sido adoptado por mi perro es una más, y no la peor, dentro de una vida que es mía de milagro.  Lo demás es  todo de prestado y provisional. No soy dueño de mi casa: es del banco. Mi futuro lo tiene escrito Cristóbal Montoro en un libro lleno de números rojos donde todo se apunta en la columna del “debe”. Mi paciencia ha sido destrozada por los integrantes de la Junta General del Principado  y sus juegos de salón. Mis hijos hablan un idioma que sólo entienden ellos. Mi autoestima parece Fukuyima después del maremoto. Mi hígado no me pasa una y al levan tarme por la mañana no me dan dos besos, sino tres ansiolíticos. Menos mal que siempre que quedará el perro que, en última instancia, me aceptará como su mascota. Al fin y al cabo no es tan malo que te adopte un perro. Esta noche le pondré al mío doble ración de huesos. Puede que durante la próxima recesión él lo haga por mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s