Adivinanza

Mi perro me preguntó ayer si yo conozco el nombre de un país donde la pena de muerte está abolida pero en el que un guardia te puede matar disparando una pelota de goma contra tu cabeza, como en una ejecución sumaria o en una cacería de jabalíes. Le dije que podía ser Siria, pero me dijo el perro que no le sonaba. Como ya conozco estas salidas de tono del animal, me hice el loco y traté de imitar su indiferencia canina oliendo un árbol (mover el rabo sería escándalo público), pero no coló. Luego, muy perro y muy insistente, me preguntó si yo sé qué país puede ser ese en el que hay derecho a la intimidad y libertad de expresión, comunicación, reunión y manifestación, pero el Ministerio del Interior te espía el Facebook y te puede meter en el saco de los terroristas por organizar un botellón en el que a alguno le de por vomitar donde no debe. Yo respondí que podría tratarse de Corea del Norte, pero el chucho descartó esta opción moviendo mucho la papada y harto ya de mi ignorancia geográfica. Mediado el paseo volvió a cargar contra mí para añadir que en ese mismo país se reconoce el derecho al trabajo como cosa prioritaria y muy principal y, sin embargo, el número de personas que no tienen donde trabajar supera los cinco millones. Añadió el bicho que, aparte de los 101 dálmatas, él jamás había visto a tantos de su especie juntos obligados a no hacer nada aparte de bulto. Luego, ya crecido, me comentó si sabía en qué país se habla de renovación política pero los candidatos son siempre los mismos y cada vez más viejos. Yo respondí que podría ser Cuba. Él me dijo que a otro perro con ese hueso. He de confesar que hace meses que no sé muy bien ni en qué país vivo. He perdido el norte y la brújula y hasta el perro ladra con más claridad de lo que yo pienso.

Después de dar otra vuelta a la manzana en silencio absoluto, el perro me ha pedido que escriba esta columna pidiendo ayuda a los lectores. Si alguien sabe de qué país se trata el de la adivinanza del chucho, llámenle por favor

Anuncios

Un pensamiento en “Adivinanza

  1. Me soplan por ahí que se trata del mismo país en el que un detective salido de un manicomio investiga un complot para asesinar a Angela Merkel. !Ya está a la venta! El país, digo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s