Reflexion

Dicen que mañana hay que votar. Los finos mercaderes de palabras precocinadas para los candidatos, solemnizan la ocasión y proclaman que en los días de elecciones se firma un contrato con los ciudadanos de cuatro años de duración. Un contrato de cuatro años es todo un lujo en estos tiempos. Aquí es donde empiezan los problemas porque uno nunca ha visto tal contrato, no sabe qué contraprestaciones tiene, dónde hay que reclamar, quién es el empleado y quién el empleador, o cómo se puede despedir al cargo electo que salga vago, golfo o inepto. No se sabe nada de nada, salvo que el contrato que se nos pide avalar dura cuatro años y que durante este tiempo los que se suben al escaño ganarán una pasta estupenda que pagaremos nosotros. En resumen: firmamos a ciegas, pagamos por obligación y las posibilidades de rescisión anticipada son muy escasas. Ningún empresario actual aceptaría contratar a ningún trabajador en estas condiciones, se echaría las manos a la cabeza y a los bolsillos negándose a pagar esos sueldazos sin que siquiera haya periodo de prueba, cosa normal en todos los contratos. Cualquier empresario se negaría a blindar por cuatro años el sueldo y las condiciones de un trabajador cuyo currículum puede haber sido falseado y su experiencia es más que dudosa o demuestra directamente su incapacidad absoluta para ejercer la tarea asignada. Nadie en la FADE ni en la CEOE aceptaría comerse un marrón de este calibre, los votantes sí, de manera, que el contrato del candidato con el electorado es comola Reforma Laboral, pero al revés. Nuestro voto firma un contrato blindado de cuatro años (en teoría) a unos gobiernos que se encargan de que podamos ser despedidos de nuestros empleos con absoluta comodidad. Muy bueno. Ala Reforma Laboraldebería responderse con una reforma electoral que incluya diputados en prácticas con sueldos de 400 euros al mes y dé al votante derecho a despedir al político canalla, ladrón o maula. Si nos ponemos a revisar los contratos, que sean los de todos.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Reflexion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s