Puntos

Propondré a Rajoy que instituya un DNI por puntos para acotar los desmanes de ciertos sinvergüenzas que circulan por ahí sin respetar límite alguno.  No hay razón para multar y quitar puntos sólo a quienes se desmadran en las calzadas y no hacer lo propio con quienes se pasan por el arco de triunfo todos los códigos menos el de circulación. Ya que esta medida ha dado resultado en las carreteras y se muere menos gente, hay que instaurar el DNI por puntos para poner a raya a esa gente que fuma en el ascensor, que deja la caca del perrito en medio de la acera, que pone la música del coche a todo lo que da, que no se ducha nunca, que se mete en las conversaciones ajenas, que grita por todo, que espía la vida de sus vecinos o que aparca por el morro en las plazas reservadas a minusválidos. Uno puede ser un mal conductor y un buen ciudadano en general, pero también puede ser un virtuoso del volante  y un hijo de perra que amarga la vida a todo aquel que pilla por delante. Ese tipo podrá andar en el coche todo lo que quiera, pero que se limite a eso, a conducir, y quede inhabilitado para la vida civil. Que le quiten el DNI una temporada y se sienta como un apátrida en medio de nos semejantes a quienes desprecia, maltrata, ningunea o chulea sin piedad. No hace falta que les ponga ejemplos. Seis meses sin DNI y un examen de ciudadanía para volver a recuperarlo. Si no, nada.

Hay conductores suicidas en las relaciones  sentimentales, en las personales, en las laborales, en las políticas y en la vida pública. Hay tipos que nunca ceden el paso, que siempre se atraviesan en doble fila y que van con la luz larga para tratar de deslumbrar. Tipos que gobiernan sin mirar donde pisan, tipos que hacen su trabajo con desprecio absoluto por los resultados, mentirosos disfrazados de estadistas, estafadores travestidos en benefactores de la humanidad, o lobos con piel de visón . A todos esos y esas, señor Rajoy, a esos que embisten y maltratan, a quienes siempre aparcan de oído al lado de nuestra vida causando sólo abollones en nuestra maltrecha carrocería humana, a esos que nos atropellan y se dan a la fuga dejándonos tirados una y otra vez, que les quiten todos los carnés. O que les den de hostias hasta en el de identidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s