Voluntarios

Un diputado de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA) con dedicación absoluta (la mayoría de sus señorías) cobra al mes 3.655,9 euros brutos y dos pagas extraordinarias del 70 por ciento de esa cantidad. Las cobra en junio y en diciembre, para pagarse la blanda tumbona en verano y el turrón duro en Navidad. Además, el diputado viajero, el que no opte por el coche oficial de que dispone su grupo parlamentario cobra también el kilometraje que realiza con su vehículo, a razón de 18 céntimos por kilómetro. Puede que resultase más rentable ofrecerles 18 céntimos por idea. Ya sé que no es conveniente ni justo confundir valor y precio, es decir, que lo mismo algunos de estos padres y madres de la patria están cobrando menos de lo que valen, aunque a uno le pasa con estas cosas como con lo del juicio de Camps: que no se cree nada. Sin duda la política puede servir para quitar hambre a la gente. No sé si se la quita a la gente que más lo necesita, pero constato que las neveras de sus señorías de la JGPA no tienen problema alguno de abastecimiento con la percepción de unos emolumentos mensuales que, como decía aquel célebre paisano “son cifres gastronómiques, don Francisco”.

Leo esta noticia mientras escucho en la radio que doña Ana Botella ha propuesto que los madrileños se ofrezcan voluntarios para trabajar en los servicios públicos de Madrid, es decir, que supla el buen vecindario la falta de monetario que padece el Consistorio. No sé el sueldo de doña Ana Botella, ni el de sus ilustres compañeros de Corporación, pero ya que todos ellos, tanto los de allí como los de aquí, proclaman siempre que pueden que la política es para ellos una vocación irrefrenable de servicio a la Patria, que todos están al servicio de su gente, de sus vecinos y de todo lo que sea menester, debería pensar en renunciar a sus sueldos completos y hacerse voluntarios. Que vayan de voluntarios como los de la Legión, a pelear en el campo de batalla de la democracia, a dar su sangre y su sueldo por un mundo mejor, que sean la cabeza de puente de una sociedad de Jauja en la que una hora de trabajo de un diputado no sea tan cara como una ración de percebes. Amén.(De lo de Cascos, ni hablo. Está todo dicho)

Anuncios

5 pensamientos en “Voluntarios

  1. Oda a la demagogia. Eliminemos el sueldo de los políticos, que es muy facilón… Así sólo se dedicará a ella el que se lo pueda pagar. Ya se sabe, los hijos de los obreros y obreras, de los panaderos y panaderas, de los cajeros y cajeras de supermercado… Esta aportación no merece ni 0,18 euros, Poncela…

  2. Al menos podrían devolver lo correspondiente a los seis meses de desgobierno; bueno, nueve, si tenemos en cuenta que, hasta marzo, naranjas de la china. O diez u once, dado que ya se sabe que, entre que se vota y se forma nuevo desgobierno…

  3. ¿y para qué darle vueltas a cualquiera de estos asuntos?…yo diría que lo que verdaderamente se necesita en este mundo es LEÑA y justicia…pero de la de verdad…Las palabras contra “la fuerza bruta”(léase, capital…que no dinero) ya no sirven de mucho…pues la “fuerza bruta” ha demostrado que también puede comprar las palabras…si no…bien es cierto, que sí pueden hacerlo con los vehículos por los que se transmiten. Yo…permítanme…lo veré “tranquilamente” desde mi asiento y en mi agujero…que al fin y al cabo es mío y esa es la única cosa que con certeza mantendré siempre conmigo. Por la cerradura se puede ver todo y mantenerse “impasible” ante los acontecimientos…¡qué le vamos a hacer!…la vida me está convirtiendo en un voyeur.Llámenme cobarde

  4. Churras, merinas y demás. ¿Qué quieres decir con éste artículo? ¿Que estás de acuerdo con Ana Botella y quieres que las funciones de Gobierno o desGobierno se realicen de manera voluntaria y gratuita?
    Eso conlleva que solo puedan dedicarse a la política los Ricos de cuna.

    Una particularidad de las condiciones laborales de los Diputados de las Camaras Autonómicas, que se te ha olvidado mencionar, es que no tienen derecho a paro. Quizás también lo veas bien, porque consideres que los Fondos de pensiones Privados son mejores y más justos que el Sistema de la Seguridad Social. O igual consideras que los trabajadores y trabajadoras no se merecen el Derecho a Paro.
    Los Diputados y Diputadas son trabajadores y trabajadoras cuyo deber y responsabilidad es velar por los intereses de los ciudadanos a los que representan. Al menos eso me enseñaron a mi en la Escuela y eso veo en los 4 diputados que representan mi voto en la Junta. Quizás el hecho de dedicar parte de su vida laboral a la Política, les niega los derechos que ellos mismos defienden en esa Camara y en otros foros.
    Si lo que quieres es que el cien por cien de los Diputados de la Junta General del Principado, asuman realmente su responsabilidad y hagan Política, como es su deber, mira bien a quien votas el 25 de marzo, y no permitas que las mayorias pertenezcan a la Derecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s