Antropología

En una de estas antologías periodísticas que hacen balance de fin de año y, de paso, de lo que ha sido de la Familia Real española antes y después de don Iñaki y sus secuaces, me he encontrado con una imagen en la que los Príncipes de Asturias inauguraban una exposición en Atapuerca (Burgos) sobre la evolución humana desde el mono hasta el monarca. Se supone que la monarquía es una de las más refinadas expresiones de la capacidad de evolución que empezó con la monería, aunque está por saber si el rey fue antes que el mono o si en la noche de los tiempos ya se mandaba por vía hereditaria y el mono fue antes que el rey. Hasta esa fecha, la foto de sus altezas junto al cráneo pelado y desdentado de quien fue la abuela de la mona Chita (descansen en paz ambas) es la confirmación de que hemos evolucionado, al menos en teoría. Cabe suponer que el rey de Atapuerca sería el mono más poderoso de todos, dormiría en la zona más abrigada de la gruta, llevaría un servicio de seguridad formado por gorilas /( en esto no hay cambios) y contaría con una admiración de todos, dispuestos además a regalarle las mejores piezas de sus cacerías y a brindarle los melones más jugosos criados en sus huertas.

Los monos de segunda admirarían con un punto de envidia todas estas monadas de la evolución, un rasgo genético de sumisión que se ha quedado en el ADN de todos los humanoides hasta la fecha de hoy. Aunque, claro, no estaría  mal que algún antropólogo nos aclarase si el caso Urdangarín es un ejemplo de fallo técnico en la cadena evolutiva o si, por el contrario, el duque de Palma es el post-simio más listo de la manada y un representante de lo que será el homo sapiens evolucionado dentro de veinte siglos más, Ese hallazgo arqueológico querría decir que los reyes son un invento muy antiguo o que no hemos evolucionado nada desde entonces. Es más, igual dentro de otros mil siglos hay una regia familia de orangutanes que inaugura una exposición en la que los tipos disecados tras la vitrina somos todos nosotros y el cráneo más valioso de la muestra es el de un tipo al que entonces, según parece, llamaban Urdangarín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s