Calderilla

Una vez sabido que los ricos también lloran, a muchos nos encantaría saber que los ricos también pagan y, además, como suelen llorar menos, deberían pagar más. Es posible que, precisamente, lo que más les haga llorar sea la obligación de pagar. Como a todos. Y no hablo de pagar unas cañas (que hay algunos que ni eso), sino de cotizar al fisco como es debido, es decir, sin deber nada. Lo que a uno le mosquea es que el debate sobre si los ricos deben pagar más que los pobres se haya montado porque hay elecciones, no porque haya crisis. Llevamos muchos meses muy caninos en España, con las arcas del Estado más morosas que el tipo de la azotea del “13 Rue del Percebe”. Sin embargo y pese a la urgencia por recaudar, no se ha dicho nada de apretarle las clavijas a las clases pudientes hasta que se han convocado las elecciones. Huele mal la coincidencia porque todo parece indicar que este debate es tan falso como una moneda de tres euros y va a tener una vida tan larga como lo que dure la campaña electoral. Después, seguiremos pagando los de siempre.

Tras ocho años de gobierno, el PSOE no ha subido los impuestos a las clases más afortunadas. Pudo hacerlo antes. ¿Por qué va a hacerlo ahora? ¿Qué milagro se ha obrado en las cabezas de los economistas de Ferraz que llevan tres décadas en Audi oficial y no pagan nila ORA? El oportunismo político es una estupenda moneda de cambio en campaña electoral, una limosna que se hecha en la gorra de las clases medias para que vayan a votar a la presunta izquierda convencidos de que, por fin, el mundo será justo y equitativo? No me creo que Rubalcaba se haya caído del caballo camino del cajero automático y haya visto por fin la luz de la justicia social.

Que el PP vaya a subir los impuestos a los ricos es aún menos probable que yo sea capaz de correr los100 metroslisos sin terminar con una hernia del tamaño del Cañón del Colorado. Por ejemplo, la señora de Cospedal  ha comenzado gobernar en su comunidad recortando el dinero que se destinaba a los pobres, pero sin subir impuestos a los ricos. Si eso es lo que nos espera cuando mande Rajoy, sálvese quien pueda que será rico, seguramente.

Así que soportaremos este debate oyendo argumentos de calderilla y con los bolsos llenos de idem.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s