Arrimarse

Semana de ases del toreo la que pasó. José Tomás, en el ruedo del Bibio, Esperanza Aguirre, en la rotonda de Viesques. El peligro de arrimarse tiene sus compensaciones, entre otras la de convertirse en un mito. No se descarta que la presidenta de la Comunidad de Madrid corra los sanfermines el año que viene o tome la alternativa en la feria de San Isidro. Tras salir indemne de un secuestro en la India, de un helicóptero en Madrid y de un choque en Viñao, y eso sin contar el cáncer, doña Esperanza es la verdadera dama de hierro de la política española.

 Arrimarse. Esa es la cosa complicada y meritoria. FAC, por ejemplo, no acaba de coger el toro por los cuernos, no se arrima. Quienes esperaban desde el 22 de mayo ver a los nuevos y diestros gobernantes protagonizando faenas constantes de ajuste de la crisis, salidas diarias a hombros y por la puerta grande tras mostrar sus artes magistrales ante la recesión, estocadas hasta la bola del paro y vueltas al hemiciclo agradeciendo la ovación, de momento se están quedando con una versión arreglada del “bombero torero”: encender alguna fogata para apagarla después. Y poco más. Curro Romero era un arriesgado al lado de esta cuadrilla.

Por ahora han soltado a la plaza unos mansos muy arreglados que dan espectáculo pero tienen poco recorrido en los pases de fondo. Que si una deuda oculta (no se sabe dónde), que si una Semana Negrade llevar o traer, que si me pongo yo en primera fila para saludar a Jovellanos, que si les quito el coche oficial a los del Puerto, que si unos abonos para el Bibio, que si mire usted lo que tengo en el banco y lo que me abulta la hipoteca, qué pobre soy, y tal y cual… Nada, unos sobreros para entretener al personal, unas cabras afeitadas para evitar que salgan de los corrales las fieras anunciadas en los carteles. Los toros de la ganadería del Inem, del Insalud, del AVE, del Imserso no se van a lidiar todavía. Ese ya es otro ganado de más porte y demasiado riesgo como para arrimarse por las buenas. Además, algunos de esos toros ya están muy toreados y saben demasiado. Así que mientras sigamos con las novilladas y las faenas de aliño, se irá acercando el tiempo de las elecciones generales, una feria de mucho compromiso a la que la cuadrilla de Foro quiere llegar sin ninguna cornada en el cuerpo electoral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s