Copas en Moody’s

El lunes me invitaron a tomar una copa en Moody’s. Creí que era un cabaré de moda, pero resulta que se trata de una agencia de calificación financiera de carretera en la que preparan unos cócteles carísimos y abrasivos para la lengua, el bolsillo y el paladar. Además, todos los camareros son portugueses o griegos y no tienen contrato, cobran menos de mil euros y los tratan a patadas. Actuaban esa noche los Lehman Brothers, unos tíos que antes eran banqueros y ahora son cantantes. Algunos dicen que son unos cantantes, a secas. Los Lehman tienen un gusto nefasto, desafinan como perros pero cobran un pastón sin salir del camerino. Es más, han terminado por pagarles para que no canten. El barman de Moody’s es un tal Bautista, un tipo con nombre de mayordomo servil, pero que tiene fama de cobrar a precio de oro unas copas que elabora con bebidas de garrafón. Encima, Bautista suele quedarse con las propinas, cobra los pinchos, el papel higiénico, las servilletas, los vasos de agua del grifo y los palillos. Un jeta.

Saliendo de Moody’s me encontré con Alfredo Pérez, un viajante de ideas muy veterano. Llevaba en su maleta raída tres programas electorales diferentes, aunque con la apariencia de ser el mismo. “Llámane Rubalcaba, o Rubal, como quieras”, me dijo el viejo buhonero. “Trabajo ahora para Novedades ZP y hago alguna cosa para los de Magia Borrás. Les he dicho que tengo el truco para acabar con cinco millones de parados”, añadió con una sonrisa burlona y moviendo las manos compulsivamente. Tras despedirme de él caí en la cuenta de que me había robado la cartera.

La visión de Leire Pajín en la playa terminó por arruinarme la semana. Las fotos de la ministra en lorzas vivientes son ya un incunable de un valor similar al Códice Calixtino que le han mangado a los de Santiago de Compostela. Es posible que la idea de Alfredo Pérez para acabar con los parados, no con el paro, sea hacerles ver fotos de Leire en bikini. Es la llamada “solución final”.

Termino la semana, esta informe amalgama de siete días, corneado por las astas del poder local que se estrena en los encierros a puyazo limpio. Nos pilla el toro y esto no ha hecho más que empezar, las vacas del pueblo ya se han escapao. Viva San Fermín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s